Saltar al contenido Skip to footer

¿QUE HABILIDADES TIENE TODO CANDIDATO LIDER?

¿QUE HABILIDADES TIENE TODO CANDIDATO LIDER?

Vivimos un boom de los coaches, de los influencers de lifestyle, speakers motivacionales, y, si bien yo no soy nada de eso, a continuación, te detallaré qué habilidades debes desarrollar si quieres ser un candidato con liderazgo, dejo claro, según aspectos que he podido comprobar en la práctica, en contraste con mis fieles libros de comunicación política.

Capacidad para generar interés y motivación. Nadie quiere un candidato aburrido, sin agenda ni energía que llame a la acción. Peor aún, cuando vivimos en una sociedad desilusionada de la política, la falta de emotividad es una debilidad atroz.


Ser canchero. Es necesario tener mucha habilidad para poder responder de manera adecuada a las diversas situaciones. Esto requiere mucha agilidad mental. Tienes que ser muy inteligente para no enredarte en tus palabras, no seguirle el juego a quienes quieran hacerte caer y, sobre todo, debes poder lograr entender la dinámica y estrategias del quehacer político. Esto te ayudará a permanecer en la cancha.


Capacidad de negociación. La política es un juego de sumas. Genial si discutiendo y polemizando con medio mundo logran destacar algunos, pero si tienen incapacidad para sentarse en la mesa a conversar y llegar a acuerdos conjuntos, de nada sirve la popularidad. Vivirás de un cascarón y no podrás sacar adelante tus proyectos.


Comunicación colectiva. Este punto lo leí en el libro “Marketing Político” de Vite, Bárcena y Lerma. Consiste en aprender a desenvolverse entre grandes grupos humanos. Aquí debes practicar tu desenvolvimiento, aprender a estructurar tus ideas y tener una entonación apropiada, de tal manera que tu participación genere impacto.


Autocontrol. Teniendo en cuenta que la gran parte de nuestra comunicación es no verbal, tener control de las propias acciones y gestos es fundamental. Siéndote sincera, en campañas siempre hay situaciones que fastidian o perturban y solo dan ganas de mentar la madre. Lo único que puedo decirte es que, probablemente, alguien de tu equipo siente lo mismo, entonces, guárdate el comentario y te quejas todo lo que quieras entre tus cuatro paredes después de la jornada. Así de simple.


Sé tú mismo. Sé que suena cliché. Iba a dividir este punto en saber debatir, saber dar entrevistas y ser de pensamiento rápido, pero preferí resumirlo en ser uno mismo, porque solo así podrás sentirte con la seguridad de responder con simplicidad organizando tus propias ideas. He notado mucho que los políticos ubican a sus referentes y tratan de imitarlos al impostar la voz con una entonación y retórica similar. Lo he escuchado infinidad de veces con jóvenes y adultos en Acción Popular, por ejemplo, tomando como referencia a Belaúnde o alguna otra autoridad del partido ¡No lo hagan, por favor! La gente nota cuando no están siendo ustedes, suena fingido y hasta ridículo. Ustedes están bien como son, solo organicen sus ideas, esquematicen y sean naturales. La imagen consiste en transmitir una identidad, no copiar una.


Trabajo en equipo. Esto significa poder hacer a cada miembro de tu equipo parte de tu proyecto. Tienes que entender que ellos están confiando en tu locura de candidatear y merecen tu tiempo y consideración. Es difícil complacer a todos, pero algo que ayuda mucho a formar ese sentimiento de equipo es definiendo roles específicos y otorgando responsabilidades. Remítete al punto número 5 cuando te sientas abrumado, porque a veces escucharás opiniones que son completamente irrelevantes, pero te las dicen porque quieren ayudar. Luego meditas cuáles tomas y cuáles dejas.

Mostrar comentariosCerrar comentarios

Deja un comentario