Saltar al contenido Skip to footer

LA HISTORIA SIEMPRE SE REPITE Y SIEMPRE SE REPETIRÁ

LA HISTORIA SIEMPRE SE REPITE Y SIEMPRE SE REPETIRÁ

Dentro de las muchas razones que tuve para crear este blog, está la de este título. La historia siempre se repite y siempre se repetirá, no importa lo que hagas.

Te preguntarás qué tiene que ver eso con un blog político. Te explico.

Durante 6 años, he aprendido unas cuantas cosas de la vida política. No soy una erudita pero, creo que lo fundamental para hacer política y no morir en el intento, a cocachos aprendí.

Y, dentro de esos aprendizajes, noté uno muy especial: los errores de todo aquel que ingresa a política con buenas intenciones siempre son los mismos.

Pongámoslo así: Todos, queramos o no, tendremos la misma curva de aprendizaje. Algunos lograrán corregir antes que otros el error, otros lo harán más tarde y, otros, se negarán a ver el error.

Dentro de este último grupo se quedan bastantes.

¿Y dónde entra el blog político en todo esto?

Bueno, me cansé de advertir a cada persona con un buen propósito sobre los dilemas partidarios. Me aburrí de hablarle uno a uno sobre lo que ya aprendí. Me cansé del típico “Amigo, date cuenta”. Me cansé de tratar de ayudar a gente que, tal vez no quiere ser ayudada.

¿Sabes lo peor de todo? Que aprendí que inevitablemente todos cometerán los mismos errores porque hay cosas, como hacer política, que no se aprenden porque te las enseñan, se viven.

En ese proceso de querer advertir situaciones para ayudar a que otros no tomen con credulidad ciertas cosas o sigan patrones claramente equivocados, quien terminaba quedando mal era yo.

¿Cómo así? Pues, nadie que entre a política se cree tonto, ni crédulo. Todo lo contrario. Todo “político” decidido a hacer política se considera astuto. Es por eso que, si los agarran de tontos útiles, no lo notarán hasta que el daño ya esté hecho.

También quedaba mal porque hay personas que tomaban mis palabras como una queja, un raje o reducían el asunto al supuesto de que es un tema personal con terceros.

Antes de Plaza Pública, este blog, trataba, con mayor insistencia, hacer que se den cuenta de que yo ya había pasado por lo que ellos y que sabía cómo iban a resultar ciertas decisiones.

La verdad es que, como repito, aunque te parezca absurdo o, que a ti no te pasará, la historia siempre se repite. Si entras a un partido, harás las mismas cosas que otro que entró hace un año, dos, seis o diez.

El truco está en observar, escuchar y tratar de buscar el sentido a las advertencias.

Plaza Pública es, en gran parte, producto del aburrimiento de hablarle a gente que no quiere escuchar. Pero, si tú estás aquí, tal vez seas parte de esa minoría cauta, dispuesta a entender que cometerás los mismos errores que otros sin notarlo, pero, al saber escuchar, lograrás reaccionar a tiempo.

Te parecería hasta gracioso si te contara las iniciativas repetidas que he visto año tras año de personas nuevas que entran motivadas al partido.

Crean grupos similares a los que vi anteriormente, se comportan de la misma forma dentro del partido, dan apoyo bajo los mismos mecanismos, repiten las mismas afirmaciones y hasta tienen las mismas ideas. La única diferencia es el tiempo.

Si ya llevas un par de años en un partido o en política, sabes de qué te hablo. Si recién estás iniciando tu actividad política, en dos años no solo entenderás lo que te digo, sino que ya lo habrás vivido.

Si te ha pasado lo que a mí, mi única recomendación es: No dediques tanto tiempo en convencer al resto de lo que les adviertes. Sé que tus intenciones son las mejores, pero, lejos de que te lo agradezcan, te señalarán. Deja que el resto viva sus propios procesos.

Si eres nuev@ en política, mi recomendación es: quien te advierte algo, es porque te tiene fe. Advertir algo es una de las pocas formas de ayudar a alguien en este ambiente. Escucha y guarda la advertencia, que la historia siempre se repite y siempre se repetirá.

Mostrar comentariosCerrar comentarios

Deja un comentario