Saltar al contenido Skip to footer

Entender este tema, nada complejo, sinceramente, puede salvarte de hacer el ridículo, puede ayudarte a gestionar de mejor forma tu comunidad, a centrarte en lo importante e incrementar tus seguidores de forma genuina.

Las páginas satélites en redes sociales son todas aquellas que giran en torno a tu página principal, que puede ser de un candidato o candidata, municipio, autoridad, etc. El objetivo de tenerlas es generar mayor visibilidad con contenidos que no publicaríamos desde la página principal y amplíen el público al que se desea impactar generando, también, interacción con la página principal.

IMPORTANTE

Existen páginas satélites que nacen de la espontaneidad de una campaña y son manejadas por simpatizantes. En estas ocasiones, el número de páginas de apoyo creadas serán un indicador de éxito. Lo importante es identificar a la comunidad que dirige esas páginas y hacerla partícipe de nuestra campaña para tener mejor coordinación y generar mayor compromiso.

Pero, en este artículo, quiero centrarme en aquellas páginas que crea el candidato, autoridad o institución, de forma estratégica, para generar mayor visibilidad y apoyo popular.  Para ello, te diré la primera regla que me gobierna en el mundo de las redes: ¡no crees lo que no puedes gestionar!

Y no me digas “pero yo puedo manejar mi página y otras dos, así bien caleta”. Te diré lo siguiente: te creo, pero estoy segura de que lo haces mal o, peor, lo haces evidente. Entiendo la desesperación por tener likes, comentarios y compartidas, pero ¡calma! Si no tendrás la capacidad logística de pensar en contenidos diferentes y estratégicos para más de una página, diseñarlos y programarlos adecuadamente, concéntrate en hacer un perfil de calidad para tu página principal. Te aseguro que esto tendrá mucho más valor.

Segundo punto: Sé consciente de la posición que tienes. Si eres candidato a una alcaldía distrital, provincial o departamental podrías considerar crear estas páginas de apoyo (analízalo primero ¿tienes naturalmente suficientes seguidores? La naturaleza de la elección o el cargo DEBEN justificar que, naturalmente, puedan crearse grupos de apoyo “espontáneos”.

Incluso si eres candidato al congreso podrías considerarlo, ni qué decir si es una campaña presidencial. El secreto está en no hacer evidentes nuestras estrategias. Si tu campaña no ha despegado, crear una página de apoyo expreso puede no ser la mejor ruta para impulsar la visibilidad.

Pero qué pasa si eres autoridad partidaria o, por ejemplo, un regidor (o te encuentras candidateando para ello), cargos que, por un lado, no tienen una naturaleza masiva – ser dirigente de tu partido, evidentemente, es importante solo para tu nicho – y, por otro, en los que el éxito de la gestión no depende ni requiere de tu exposición. Tenemos que ser muy cuidadosos con los canales e información que utilizaremos.

Esto quiere decir ¡No te crees páginas satélites! Si la razón por la que se crean, estratégicamente, páginas satélites es alcanzar visibilidad en diversos espacios a los que no podría llegar tan fácilmente la página principal, por qué crearías páginas satélites si estamos diciendo que cargos con estas características son sumamente segmentados. Mejor es concentrarse en potenciar un perfil único y propio, porque, de lo contrario, gastarías tiempo y dinero en una acción que no tiene una función estratégica.

Sin embargo, si ya las tienes y no las quieres eliminar porque así somos los políticos a veces, tercos, procura publicar temas relacionados a tu partido o a la comunidad a la que te diriges (dependiendo de tu candidatura, cargo o función) y no sobre ti únicamente. También critica de vez en cuando a tu propio partido, esto le dará naturalidad.

Pero, por sobre todas las cosas, no uses estas páginas para ponerte like en la principal, porque quienes te sigan, que seguramente serán personas del círculo político en que te desenvuelves, verán que de tus 10 likes, 3 son de tus páginas y te quitará seriedad. Esto me recuerda la segunda regla que me gobierna para cualquier tipo de comunicación: No subestimes a tu audiencia. La gente conoce el entorno, más aún si te desenvuelves en uno tan pequeño como este.

¿Qué hacer entonces? Identifica a tu audiencia y defínela con el mayor detalle posible, investiga cuáles son sus preocupaciones, adapta tu comunicación a su lenguaje y planifica contenidos que sean de valor para ellos. No te desesperes. Generar visibilidad es un proceso y no debería ser tu único objetivo. Recuerda que la comunicación es solo eso y se basa en tus acciones como candidato o autoridad, es decir, no hace milagros, por lo que, si no tienes un trabajo o propuestas que mostrar, no tienes el principal activo para iniciar con el pie derecho un buen (y ético) plan de contenidos.

Mostrar comentariosCerrar comentarios

Deja un comentario